Entre marzo y mayo es Otoño en el Hemisferio Sur, mientras que entre septiembre y noviembre es Otoño en el Hemisferio Norte.

Cuando bajan las temperaturas y las hojas de los árboles comienzan a caerse es el momento idear para hacer las maletas y partir de viaje. Las razones son múltiples pero principalmente se debe a que los destinos están más tranquilos, el paisaje se tiñe de nuevos colores y el clima es agradable para pasear sin problemas.

Este 21 de marzo celebramos la llegada del otoño al hemisferio sur con una invitación a conocer nuestros paisajes naturales de una manera diferente: cuando los tonos rojos, amarillos y café de los árboles tiñen como pinceladas las laderas y bosques. Aquí una selección con algunos de los mejores lugares del país para disfrutar esta estación.

Si amas el otoño y tienes ganas de aprovechar de conocer lugares alucinantes, turisTips entrega algunas recomendaciones para que anotes estos lugares en tu próximo viaje.

Reserva Nacional Malalcahuello, Chile

En otoño las laderas de la reserva Malalcahuello se cubren de manchones rojos, amarillos y verdes que contrastan con los tonos azulados y la punta blanca, teñida con las primeras nevadas, del volcán Lonquimay a sus espaldas.

Parque Nacional Conguillío, Chile

Otoño es sin duda una de las épocas más espectaculares para disfrutar de la naturaleza en la histórica región de la Araucanía, especialmente en el Parque Nacional Conguillío. Sus laderas contrastan entre el rojo de los ñirres y el verde de las araucarias y la escasa nieve que cae en la temporada acentúa las quebradas.

Parque Nacional Huerquehue, Chile

Otro de los imperdibles para pasar el otoño en la araucanía. Sus bosques caducifolios teñidos de fogosos colores comienzan a perder sus hojas a fines de abril para prepararse para el invierno. Un verdadero espectáculo que se vuelve incluso más impresionante cuando sus intensos colores se reflejan en los distintos lagos y cuerpos de agua inmersos en el parque.

Mirando hacia el lado…

Bariloche, Argentina. Paradisíaco destino otoñal, especialmente porque sus bosques y montañas se tiñen de tonos anaranjados. Si visitas esta ciudad argentina, te recomendamos practicar deportes extremos como el hiking, la escalada o el parapente. Y por supuesto, para olvidarse de las tardes más frescas, puedes visitar sus casas de té, chocolaterías y restaurantes o disfrutar de la vida nocturna. Un dato: cerca de Semana Santa se celebra la fiesta nacional del chocolate donde preparan la barra de chocolate más larga del mundo.

#alojamientos en la zona 

#hotelpuertopilar

#cabañaspuertopilar

Y más al sur… Torres del Paine, en Magallanes – Chile.

Con días bastante fríos y pocos turistas, el Parque Nacional Torres del Paine y sus alrededores en la región de Magallanes, reciben el otoño tiñendo sus infinitas llanuras de un amarillo intenso y las copas de sus árboles de rojo, que contrastan con los tonos azules, blancos y grisáceos de las imponentes montañas, lagos y glaciares. Un verdadero espectáculo visual.

#turisTips